Equilibrio energético

Una diferencia “macroscópica” objetivamente perceptible entre el sistema de corte Colombini y otros sistemas de molienda en el mercado actual está relacionada con el equilibrio energético.

La molienda utiliza la energía eléctrica para accionar los elementos mecánicos, para la fase de reducción en polvo (corte o compresión del producto) y para disipar el calor generado durante el proceso. El costo de la energía, ahora y en el futuro, es y será un factor fundamental en la evaluación económica de un proceso de producción.

Los molinos Colombini garantizan un consumo de energía de aproximadamente 1/4 en comparación con otros sistemas ampliamente utilizados.

Energía eléctrica total utilizada

Manipulación
de piezas mecánicas

Los molinos Colombini tienen un solo órgano móvil que se lubrica constantemente: el consumo es muy bajo también gracias a la tecnología inverter.

Consumo durante
la molienda

La potencia máxima instalada en un molino Criomak es de 12-13 kW y el consumo máximo de producción es de 6-7 kW/h por cada 900 kg/h (de molienda para café espresso).

Sistema
de refrigeración

El sistema de molienda Colombini no requiere sistemas de refrigeración por aire o agua y el aumento de temperatura durante la fase de molienda no rebasa los 20 °C para granulometrías medio-finas; esto significa que el consumo de energía eléctrica es nulo.